Cerrar

Ir
61 menores migrantes expulsados acaban de aterrizar a la fuerza aérea guatemalteca desde San Luís Potosí, México, el jueves 26 de agosto. Simone Dalmasso

Deportados: En Guatemala solo hay carencias, por eso quieren volver

Tipo de Nota: 
Información

Deportados: En Guatemala solo hay carencias, por eso quieren volver

6 mins
Autoría
Autoría: David Dow
Autoría: Wayne J. Pitts
Autoría: Diego Romero
Autoría: Juan Tellez
Autoría: Erik Wibbels
Autoría: Pamela Zabala
Historia completa Temas clave

Desde que el avión aterriza en Guatemala, las y los migrantes deportados se enfrentan a una serie de desafíos, por eso quieren regresar a EE.UU. Allá no hay lujos, pero acá abundan las carencias. Según una entrevista que realizamos, el 37 % de los migrantes quiere volver al año siguiente. La violencia y las condiciones económicas los impulsan a emprender el camino al norte, pero también hay factores que los detienen.

Redes-lateral

Para la mayoría de migrantes, regresar a sus lugares de origen es también volver al desempleo o al subempleo y a las deudas. Sin embargo, elegir entre volver a migrar o quedarse no es una decisión fácil. Está el deseo de volver a la vida que con tanto esfuerzo habían construido en EE.UU., la necesidad de tener un ingreso en dólares que allá no da para lujos, pero aquí permite que sus familias vivan mejor y tengan acceso a servicios básicos.

[relacionadapzp1]

Pero también está el dolor de separarse otra vez de la familia por la que ya estuvieron dispuestos, al menos una vez, a cruzar ríos, desiertos y ciudades desconocidas, y territorios controlados por narcotraficantes.

Para entender mejor cómo los migrantes toman la decisión de volver a EE.UU. en Devlab@Duke, con el apoyo Te Conecta y RTI International, entrevistamos 1,357 deportados. Lo hicimos desde octubre de 2019 en las afueras de la Fuerza Aérea, y nos contactamos con cientos de ellos durante los meses siguientes.

Analizamos hasta qué punto la reunificación familiar, su arraigo dentro de su comunidad en los EE.UU. y sus percepciones sobre su futuro económico en Guatemala impulsan el deseo de volver a migrar. Acá también tomamos cómo determinan sus decisiones sus condiciones sociales y materiales.

No pudimos volver a contactar a algunas personas porque seguramente emprendieron el viaje de regreso a EE.UU. La intención de migrar de los deportados es mucho mayor que la de la población que nunca lo ha hecho. En otro de nuestros estudios, con una muestra de más de 18,000 personas, identificamos que solo el 13 % quiere migrar a EE.UU.

[relacionadapzp2]

¿Qué les motiva a querer regresar y qué los frena?

La decisión de migrar a menudo se enmarca en términos de ponderar los factores de “empuje”, es decir, factores locales que hacen que las personas quieran migrar, como la falta de trabajo, factores de “atracción”, o factores externos que motivan la migración.

Al llegar a Guatemala, cuando su experiencia de vida en EE.UU. está más fresca, hay por lo menos tres factores que impactan en la voluntad del migrante retornado para volver a irse. Primero, los de atracción más importantes: la reunificación familiar y la recuperación de sus bienes y activos. El 15 % de los migrantes deportados dejaron sus cosas, desde ahorros hasta casas y automóviles. Y respecto a la familia los datos son más preocupantes: el 81 % se separaron de sus familiares y, de ellos, 22 % de sus hijos. La reunificación familiar es un motor poderoso. Tener familia allá aumenta hasta en un 12 % la probabilidad de desear volver.

Luego están los factores de empuje, en particular, la percepción negativa de la situación económica de Guatemala. Quienes anticipan que sus condiciones de vida se deteriorarán si se quedan en el país, tienen un 15 % más de probabilidades querer regresar a EE.UU.

Meses después de la deportación, ¿por qué, si quieren regresar a EE.UU. no lo han intentado? La respuesta está en las redes sociales, en los familiares y las amistades. Tanto quienes viven cerca de sus redes como aquellos que están empleados, tienen alrededor del 13 % menos probabilidades de querer regresar a EE.UU.

La mayoría de quienes encontraron empleo, más del 60%, lo hicieron gracias a la recomendación de familiares y amigos. En Guatemala la falta de acceso a servicios básicos dignos y las crisis económicas personales se solventan con la ayuda de estas redes. Tener un mercado laboral tan fragmentado y mayoritariamente informal ha hecho que las redes sociales sean fundamentales para asegurar alguno de los pocos empleos disponibles a nivel local.

Nuestros hallazgos confirman la importancia de los factores económicos para impulsar la migración desde Guatemala y resaltan la relevancia de las redes sociales para prevenirla.

Para un análisis más completo de la decisión de volver a migrar, empleamos un experimento llamado conjoint basado en calificaciones. A cada participante se le presentó cinco escenarios hipotéticos con características diferentes del nivel de dificultad económica en Guatemala y en EE.UU., el peligro de daño físico en los dos países y el costo de migrar. La persona encuestada debía calificar su probabilidad de intentar migrar con las condiciones dadas.

[relacionadapzp3]

Encontramos que la seguridad, especialmente al estar en EE.UU., es el factor más importante para los migrantes deportados. La probabilidad de migrar en un escenario con bajo riesgo de daño físico en Guatemala es 9 % menor que en un escenario donde el peligro es alto. De manera similar, la probabilidad de querer migrar es 18 % más alta cuando el peligro de daño en EE.UU. es bajo. Se confirma que evitar daños mientras se encuentran en el extranjero y de huir de los daños en casa es un factor importante para decidir migrar.

Además de la seguridad, las consideraciones económicas son muy importantes. Primero está el costo de llegar a EE.UU. El modo tradicional de migración irregular a través de coyotes es costoso. Cobran entre USD$ 6,000 y USD$ 22,000 y el éxito no está garantizado. Aunque en los últimos años las caravanas de migrantes desde Honduras han acaparado la atención, los coyotes siguen siendo la opción preferida. Nuestros resultados muestran que la probabilidad de migrar cuando los costos del viaje son bajos es 9 % más alta que cuando son altos.

Las dificultades económicas en Guatemala también juegan un papel importante en la decisión de volver a emigrar. De hecho, la probabilidad hacerlo cuando las dificultades económicas son bajas es 6 % menor que cuando son altas.

Es importante señalar el efecto comparativamente menor que tienen las dificultades económicas en EE.UU. La probabilidad de migrar cuando las dificultades económicas allá son bajas es solo un 4 % más alta que cuando las dificultades son altas. En otras palabras, los migrantes retornados guatemaltecos confían en que, sin importar lo buenas o malas que sean las condiciones económicas en EE.UU, serán mejores que las de Guatemala.

Estos hallazgos resaltan la importancia de una política económica sólida dirigida a promover la inclusión económica y oportunidades de empleo decente en áreas como el altiplano occidental y el corredor seco, de donde proviene el 67 % de los migrantes.

También ponen de manifiesto debilidades estructurales que necesitan ser corregidas para mejorar las condiciones de vida de la población, y para que migrar no sea la única forma de alcanzar un futuro más prometedor.

[relacionadapzp4]

Es necesario construir un sistema de salud decente que garantice, por lo menos, la atención primaria universal. También es importante fortalecer el sistema bancario y democratizar el acceso al crédito y al ahorro. En la actualidad, las redes sociales basadas en parentesco familiar o amistad cumplen la función de redes de seguridad social y agencia de empleos, exacerbando desigualdades, pero también contribuyendo a que el empleo pueda ser usado como una herramienta de clientelismo político a nivel municipal.

Autor
Autor
a
ua